martes, 14 de abril de 2009

Octogeteens

Comiendo, mi madre me dice: yo estoy mejor que tu suegra, verdad?. Ella está más encogida.
Cenando, mi suegra dice a su hija: yo estoy mejor que tu suegra, verdad?. Ella está más arrugada.

7 comentarios:

Pecosa dijo...

Ay, chico, la eterna pelea. Mis abuelas llevan toda mi vida diciéndome lo mismo. La una: "Tu otra yaya dende que se cayó anda con bahtòn, ¿no? Ya vè, a mí no me hase ni farta...". La otra: "Si eh que tu otra yaya tiene dò año meno que yo y ya se le va la cabesa...". Y así. No cambiarán nunca.

mariajesusparadela dijo...

Supongo que será para compensar lo deterioradas que se ven lo que las hace ver que otros están peor.
(O, simplemente que cada una se mira al espejo todos los días, se acostumbra a sus propios cambios y, en cambio a la otra, que tarda meses o años en verla, le ve los cambios juntos y de golpe...)

Camaleona dijo...

Las mujeres somos de lo más competitivo... y con la edad va a peor...

francisco dijo...

Al día siguiente se encuentran.
-pero qué bien te veo!
-anda, exagerada tu si que tienes buen aspecto!

Pecosa dijo...

¡Jajajaj!

Adela Mizrahi dijo...

Buenisimo!!!

Amelie dijo...

El que no se consuela es porque no quiere...

Saludos.